Mario Palomeque

españoles emigrantes

De Madrid a Francia,

Mario Palomequ, 43 | Mantenimiento de Espacios Verdes

La familia  de Mario es un tanto peculiar,  ya que la componen Mai, su mujer que es Burkinabe, la hija de ella Kadi, que también es burkinabe, la hija de los dos, Aisha que es nacida en Santander y ya veremos que nacionalidad tiene cuando crezca y él, que es de Madrid. Estaban viviendo en Cantabria, donde trabajaba de educador en un centro de menores. A Mario le encantaba su trabajo, en cierta manera le encantaba el lugar donde vivía y Kadi, la hija mayor estaba muy bien integrada en su entorno. Pero a pesar de tener permiso de trabajo, su mujer nunca encontró trabajo y en la empresa donde trabajaba Mario empezaron a retrasarse con los pagos y a no pagar las extras. Pintaba muy mal la verdad, así que empezó a buscar trabajo en el sur de Francia donde tienen unos amigos que, siendo franceses, vivieron en la comarca durante más de diez años. Mario se fue a Lunel en Semana Santa del año pasado (2013), hizo alguna entrevista y en junio empezó a trabajar en una empresa de jardinería, cobrando el sueldo mínimo. En julio, cuando la hija pequeña terminó el cole, se fueron todos. Después de casi un año ahí Mario he cambiado tres veces de trabajo y sigue cobrando el mínimo. Su mujer está ahora sin permiso de trabajo, pero trabajando en negro limpiando una casa. La hija mayor está en el cole, sin papeles, sin derecho a sanidad y con difícil solución por el momento. La pequeña sí tiene asistencia sanitaria y su mujer no. En algunas cosas ha sido empezar de nuevo…. los papeles…. En otras están mas tranquilos, en lo económico, y «dejar atrás la angustia de quedarte en quiebra económica con dos hijas a las espaldas.» Han empezado a tramitar ayudas pero todavia no han tocado nada.

El retorno pinta difícil para Mario y su familia. La situación en España no le da esperanzas de grandes cambios, el mercado laboral está malo y tiende a precarizarse cada vez más, y Mario, que tiene 43, cree que lo tiene complicado. Además, cree que los sistemas de protección social, educativo y sanitario están tan degradados que le da pánico pensar criar las niñas en esas condiciones. «Mucho tendría que cambiar».

Share

Related Stories

Carlos Peris

Carlos Peris

De Valencia a Francia. Carlos Perez, 24. Ingeniero aeronáutico.