Los datos del INE

Las estadísticas del INE no sirven pues para saber exactamente cuántos se han ido, pero ayudan a observar una tendencia: que el número de gente que se va, cada año que pasa de crisis, es un poco mayor. Solo en el primer semestre de 2013 -no incluido en el siguiente gráfico por no ser un dato definitivo del año-, el INE estima de que se marcharon 259.227 habitantes, de los cuales 39.690 son españoles y 219.537 extranjeros.

El saldo migratorio, es decir, la diferencia entre los que van y los que llegan -porque sí, sigue llegando gente, 2.162.442 frente a los 2.186.795 que se fueron- es negativo desde 2008, y cada año la cifra empeora. En 2012 fue de -142.552, y en los primeros seis meses de 2013 la cifra alcanzaba ya los -124.915.

Share

Related Stories

Los 700.000 de Amparo González Ferrer

Los 700.000 de Amparo González Ferrer

Para tratar de estimar una cifra más realista, Amparo González comparó las cifras de variaciones residenciales del INE con las de llegadas de españoles en Reino Unido y Alemania. Las oficinas de estadísticas de estos dos países ofrecían una realidad bien distinta. En Reino Unido, donde analizó los datos de registro en la seguridad social (NINo, en sus siglas en inglés), obligatorio para poder trabajar, descubrió que las cifras podían ser entre 3,7 y 7,2 veces mayores, según el año. Los números del registro de población alemán correspondiente a las llegadas procedentes de España de no alemanes, también eran entre 3,6 y 6,2 veces más altos.

A dónde emigran los españoles

A dónde emigran los españoles

La emigración española se dirige fundamentalmente a la UE. En contra de la impresión generalizada, no es Alemania el destino preferido, sino Reino Unido.

¿Existe una fuga de cerebros?

¿Existe una fuga de cerebros?

Se quiere negar que existe una fuga de cerebros, pero cerca del 90% de los españoles jóvenes que residen en el extranjero son titulados universitarios,