Los 40.000 de Carmen González

A Carmen González Enríquez, que publicó su estudio en septiembre de 2013 casi a la vez que Amparo González-Ferrer, los 700.000 le parecen una cifra “exageradísima, sin argumentos”. “Pero ella incluye a todos, a los [españoles] autóctonos y a los otros [extranjeros nacionalizados]. Quizás incluyéndolos a todos…”, concede poco convencida. A Amparo González le parece “muy mal” no incluirlos, “no por motivos ideológicos, sino por una cuestión pragmática”. Ella los cuenta como emigrados españoles porque también pueden retornar a España cuando quieran, independientemente de cómo hayan adquirido la nacionalidad. Las razones de González Enríquez para no incluirlos es que no encajan con la definición de emigrante, porque muchos han vuelto a su país de nacimiento: “Ya no son emigrantes, porque por definición es quien vive fuera de su país de origen. Es un español que vive en el extranjero pero no un emigrante. Hay que matizar porque las cifras no representan lo mismo según de qué estemos hablando”.

Estos 40.000 serían solo los españoles nacidos en España que se han tomado la molestia de acudir a un consulado, a veces a cientos de kilómetros de distancia, y no han visto inconveniente en registrarse en el PERE. Entre enero de 2009 y enero de 2013, los años que ha analizado González, lo han hecho un 6% más que en años anteriores. Si a los 1.931.248 españoles residentes en el extranjero que registra el PERE a enero de 2013, se restan 1.471.691 de enero de 2009, el saldo es de 459.557. Carmen González pule este resultado eliminando de la cifra a los emigrantes del siglo XX, a sus descendientes y a los inmigrantes que obtuvieron la nacionalidad española.

Share

Related Stories

Amparo González Ferrer’s 700,000

Amparo González Ferrer’s 700,000

To try to estimate a more realistic figure, Amparo González compared the INE's figures with the figures for the arrival of Spaniards in the UK and Germany.

Retorno a España

Retorno a España

Más de la mitad de los emigrantes no saben cuándo piensan reotrnar a España, o quedarse el tiempo suficiente para ahorrar.

Percepción de España de los emigrantes

Percepción de España de los emigrantes

La mala situación económica española que perciben los jóvenes es uno de los detonantes clave para emigrar. De este modo, la gran mayoría piensa que dicha situación es “muy mala” o “mala”.