Blog de Españoles en el Exilio

Información, actualidad, testimonios y opiniones

Quito_51.jpg

Historiador en Quito

Vista nocturna de ciudad

Me llamo Enrique Izquierdo, tengo 28 años y soy un madrileño que vive en Ecuador. Cuando terminé el Bachillerato, en un colegio de Alcorcón, decidí estudiar Historia (porque era lo me llenaba) a sabiendas que era una carrera con muy pocas salidas laborales. El tiempo en Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense pasaba volando entre exámenes, trabajos, salidas y risas en la cafetería con amigos.

Como uno de tantos hice una ERASMUS, en mi caso a Florencia. Hacer una ERASMUS no es solamente fiesta y diversión, para mí supuso una experiencia que me hizo crecer como persona, pues era la primera vez que salía de la protección que da vivir en tu propia casa. Aprendí a desenvolverme por mi mismo en un país extranjero y estudiar en otra lengua que no era la mía. Experiencias que dejaron huella en mi carácter.

señales calles de Gales

Terminé la carrera y decidí irme al Reino Unido a “mejorar” mi inglés. Así es que pasé un año en un pueblecito de la costa norte de Gales trabajando como camarero en un hotel y yendo a clases de inglés en mis tiempos libres.

Cuando volví de este “año sabático” en Gales tenía que continuar con mi formación. Esta vez decidí profundizar en un aspecto que me encantó y está íntimamente relacionado con lo que estudié en la complu: la gestión cultural. El plan de estudios que más me gustó fue el que me ofreció en Master Universitario en Herencia Cultural de la Universidad Carlos III en Madrid. En verano de 2012 leí mi tesis de final de máster y llego la temida pregunta: ¿Y ahora qué?

Enrique en su graduación vistiéndo su beca

Yo tenía experiencia laboral, pues aún sin terminar la carrera, trabajé en un archivo donde empecé catalogando la información que pasaba por mis manos y luego me pasaron al Centro de Documentación. Sin embargo mis años de experiencia y mi formación parecía que no valían para nada. No conseguía pasar de una entrevista de trabajo. ¡No os podéis imaginar la de veces que pude escuchar el clásico muy bien, ya te llamaremos!

La Red Eures, que es un programa para conseguir trabajo en la Unión Europea, parecía que no tenía respuesta para mi. Así es que fue en ese momento cuando me planteé la idea de “cruzar el charco”.

 Al principio sólo lo comentaba con un grupo muy cerrado de amigos, ¡ni siquiera me atrevía a decírselo a mi familia! Mis amigos no sabían que decirme porque todos estábamos en las mismas. Buscando me di cuenta que Ecuador podía ofrecerme una posibilidad que se me negaba en mi propio país. Así es que una mañana de diciembre me presenté en el Consulado de Ecuador en Madrid donde un funcionario, tremendamente amable, me explicó todos los trámites que tenía que hacer si quería ir a trabajar a su país. Así hice.

Finger de un avión de Iberia

El 13 de enero de 2013 dejé a mi familia y a mis amigos en el aeropuerto de Barajas, mientras yo forzaba una sonrisa aunque dentro de mí me moría de pena y de miedo. ¡Básicamente dejaba atrás mi vida! Al pasar el primer control de seguridad les vi por última vez diciéndome adiós con tristeza, mientras yo sonreía tragándome mis propias lágrimas.

Enrique y compañeras en Quito

Una vez obtuve la residencia ecuatoriana (requisito indispensable para trabajar en este país) me dispuse a buscar trabajo. Primera entrevista, no pudo ser. A la segunda lo conseguí y desde entonces soy técnico de Museología Educativa en el Museo de la Ciudad en Quito.

Desde el día que llegué mis compañeras de trabajo me ayudaron bastante a integrarme en esta nueva vida. Es mi primera experiencia en un museo y la verdad es que ¡me encanta! Además me he involucrado en proyectos que tiene el Museo de la Ciudad con la comunidad adyacente. Nunca en mi vida había trabajado con niños y reconozco que al principio me daba un poco de miedo, pero es increíble todo lo que se puede aprender de ellos.

Uno de los aspectos más positivos de este museo es que es un lugar inclusivo donde nos hemos preparado, entre otras cosas, para recibir público con distintas discapacidades.

Enrique y un grupo de niños

Llevo más de un año y medio trabajando de Historiador aquí y me encuentro muy bien, sin planes de volver a corto o medio plazo pero siempre con la esperanza de regresar con la gente que dejé aquel 13 de enero en Barajas.

Estoy siempre pendiente de lo que ocurre en España. Gracias al desarrollo de la tecnología de la comunicación hablo absolutamente todos los días con mi familia y mis amigos. Reconozco que aún algo se tuerce en mí garganta cuando me preguntan “¿Y cuándo vas a volver?” Leo historias de gente que, como yo, han tenido que dejar su país por culpa de cuatro que se han enriquecido perjudicando a un país entero. Leo y me siento afortunado, porque estoy trabajando en un sitio que me apasiona, donde me siento querido. Durante este tiempo he conocido a gente muy agradable con las que generalmente salgo a tomar algo por ahí y ¡eso es muy importante!

Enrique y un amigo

Fuera de España tienes que ser el mejor para poder encontrar un buen trabajo, tienes que destacar aunque siempre te recuerden que eres un extranjero. Hay que estar preparado para todo esto y no amilanarte ante muchos momentos de soledad.

 Yo no soy quien para decirle a nadie que pruebe suerte fuera de España, es una decisión muy difícil, una decisión muy personal, una decisión que a mí me hizo verter muchas lágrimas. Pero es una decisión de la que no me arrepiento.

Enrique y dos amigos

Un fuerte abrazo a todos.

Enrique J. Izquierdo Amor

Enrique J. Izquierdo Amor

Técnico de Museología Educativa at Museo de la Ciudad
Enrique Izquierdo, 1986, Madrid, España. Técnico de Museología Educativa en el Museo de la Ciudad. Licenciado en Historia y Máster en Herencia Cultural. En enero de 2013 se trasladó a vivir a Ecuador después de haber estado seis meses desempleado. Se siente afortunado porque, a pesar de la crisis en España, trabajó durante tres años en un Archivo Histórico y en un Centro de Documentación. Pero, como tantos jóvenes, terminó siendo un parado más. Ahora trabaja en el área de Museología Educativa en el Museo de la Ciudad en Quito, Ecuador.
Enrique J. Izquierdo Amor

Latest posts by Enrique J. Izquierdo Amor (see all)

Enrique J. Izquierdo AmorHistoriador en Quito
Share this post

1 comment

Join the conversation

Join the conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.