Blog de Españoles en el Exilio

Información, actualidad, testimonios y opiniones

Lorena-Madrgial1.jpg

De Aupair a Analista en Inglaterra

Esta joven Analista de Control de Calidad en Inglaterra nos cuenta su historia del exilio:

Yo salí de España el 4 de Noviembre del 2007 con la idea de estar en el Reino Unido con una familia inglesa durante 6 meses para practicar mi inglés y poder volver a España con más puertas abiertas. Aun me quedaba una asignatura de la carrera, pero no quería perder el tiempo en España tan solo por una asignatura, así que acudía a los exámenes. Vengo de Valencia, aunque soy madrileña de nacimiento.

Slated_Cottages,_West_Kingsdown

Estuve cinco meses con la familia inglesa. Ocupaba mi tiempo estudiando mi asignatura, trabajando como voluntaria en el colegio de las niñas (me costó un mes poder trabajar como tal hasta que hicieron un estudio sobre mi, asegurándose que no había cometido ningún crimen ni abuso de menores). Además, antes de empezar el cole, acudía a una iglesia cerca de la casa un día a la semana para ayudar a servir comida a gente de la tercera edad (una gran experiencia). Y por supuesto pasaba tiempo con la familia y contaban conmigo para todo tipo de planes.

Cuando llevaba cinco meses con la familia, el padre de la familia me comentó que mi Inglés había mejorado bastante en poco tiempo y que ¿por qué no probaba a encontrar trabajo en UK? Mi pensamiento seguía siendo el mismo, ya que tenía una relación de 8 años en España, pero me dije a mi misma: ¿por qué no? Así que eché mi CV en varias empresas de trabajo temporal y en menos de un mes me llamaron ofreciéndome una entrevista en GlaxoSmithKline (multinacional farmacéutica) en una de sus tantas plantas en UK, ubicada en Ware, Hertfordshire. Me ofrecieron el trabajo y pensado y hecho. Lo acepté y empecé a buscar casas en la zona. Tenia dos semanas para poder encontrar sitio donde vivir y mudarme. Tuve una experiencia en esa búsqueda que me hizo sentir ganas de regresar a España y no volver.

Tenía dos casas para visitar, la misma semana que yo iba a España a dar una sorpresa a la family (ese mismo viernes). Phil, el padre de la familia venía conmigo siempre. Se comportó siempre como si fuera realmente su hija. La primera casa que visitamos era preciosa, un jardín enorme, habitaciones amplias, ordenada, limpia y eran dos chicas más con las que tenía que compartir el salón, cocina y cuartos de baño. Pero cuando por fin llega el turno de mi habitación, la cara me cambió por completo. Me estaban ofreciendo el cuarto trastero de la casa, sin ventana, sin mesita de noche, sin armario, ….. nada de nada por el mismo precio que una de las habitaciones de la casa. La cara me cambió por completo y me entró una sensación de no poder respirar ….. ¿quién sabía donde iba a acabar viviendo? Salimos de la casa y Phil rápidamente dijo: Ni pensarlo, no te preocupes, pero ahí no te quedas. Fuimos a ver la segunda casa que teníamos prevista y también muy bonita y cerca del trabajo. Lo único era que tenía que compartir con dos chicos más y la verdad, me daba un poco de miedo. El cambio de mi vida estaba siendo suficientemente grande como para todavía otro más. Pero, la verdad, es que me sentí muy bien hablando con él que era el dueño de la casa. Me hizo sentir muy cómoda y bienvenida. Así que muy contenta dijimos que si, que contaran conmigo. Phil y yo regresamos a Westkingdown, Kent (donde ellos viven) hablando de la nueva oportunidad que se me había presentado en la vida sin ni siquiera yo haberla ni planteado.

El jueves de esa semana el chico llamó diciendo que lo sentía muchísimo, pero que no podía aceptarme vivir allí, pues la novia de su compañero no estaba muy contenta con el hecho de que una chica joven fuera a vivir con ellos. Me entraron los siete males, porque al día siguiente por la noche volaba a España y no tenia tiempo de ni siquiera conseguir alguna cita. Pero entonces, Phil y Trisha me ayudaron a buscar y encontramos una casa que parecía estar muy bien y la dueña vivía en ella. Al día siguiente, cuando Phil terminó de trabajar nos acercamos a Ware a ver la casa. La dueña era muy agradable y la casa muy limpia y ordenada. Iba a compartir casa con ella, con otra chica joven y un estudiante que trabaja también para GSK durante unos meses. Así que, me pude relajar y sentir que había encontrado la casa para por lo menos poder mudarme a Ware y luego el tiempo diría.

pharm4_460x276

Pasaron mis días en España y regresé a tope de energía para empezar esa nueva etapa de mi vida, pero cuando llegó ese día de despedida de la casa donde había vivido cinco meses, las niñas, los vecinos y mis padres ingleses …… que tristeza pude sentir. Era un domingo y Trisha junto con Claire (los vecinos de la puerta de al lado) me trajeron a Ware y vaciamos el coche con todas mis cosas y nos despedimos ….. solo quería llorar. Me sentí muy sola y por supuesto, ni internet ni nada. ¡Qué impotencia!

Así que ordené toda mi ropa y mi habitación a «mi gusto» (pues la dueña de la casa tenía que tenerlo todo como ella lo había dejado, ni peluches, ni demasiadas fotos, ni siquiera mi propia colcha). Más tarde me fui a comprar a Tesco (uno de los supermercados más populares aquí). Y bueno, hablé por teléfono con mi madre, que intentaba tranquilizarme todo lo que más podía a través de ese hilo telefónico, me di un baño y a dormir, que al día siguiente tenia otro gran cambio en mi vida por venir. Era mi primer día de trabajo en GSK. Aquello era enorme, una ciudad de edificios, donde tenía que averiguar cual era el mío e intentar entender a muchísima gente diferente con diversos acentos. Pero allí estaba yo, sin poder creerme lo que yo misma estaba haciendo.

Cuando llevaba un año en Inglaterra, una amiga decidió venirse conmigo a probar unos meses. Pero consiguió trabajo en una imprenta y la cosa se fue prolongando. Al mes de venirse ella, otra amiga de la universidad también decidió probar unos meses y encontró trabajo en una empresa ordenando facturas. Así que, al día de hoy, las dos siguen conmigo. Al año de ellas estar aquí, decidimos irnos a vivir juntas y así lo hicimos. Y desde entonces hasta ahora. Realmente somos como hermanas. Nos conocemos muchísimo y nos cuidamos también. Si no fuera por que nos tenemos las unas a las otras, no se lo que habría aguantado aquí.

Volviendo a mi vida laboral, pasé cuatro años trabajando para GSK. Durante ese tiempo mi vida fue cambiando poco a poco y otros cambios más drásticos. Mi relación de nueve años acabó, maduré a la fuerza teniendo que solventarme la vida en varios aspectos (médicos, seguros, …..), conocer a nueva gente (me obligaba a mi misma a salir al pub cuando mis compañeros me preguntaban, porque si no, yo misma me decía: si no sales, como vas a practicar tu inglés? para eso, regresas a Valencia), en fin, fui construyendo mi vida en UK sin yo misma darme cuenta, pues mi pensamiento siempre, siempre es volver a España, pero …. llegará ese día en un futuro cercano?

Lorena Madrigal 2

En esos cuatro años estuve trabajando ocho meses en Quality Control en Respiratory Lab. Aprendí bastante, pero yo quería más. Luego fui elegida para formar parte de un proyecto que trataba de desarrollar los métodos analíticos de los laboratorios de Respiratory, Raw Material, Tablets and Micro en un sistema electrónico y luego implantarlo en cada uno de ellos. Durante año y medio formé parte de este grupo y cuando acabó, me uní de nuevo al laboratorio pero en el equipo de NPI (New Product Investigation), en el cual estuve un año y ocho meses. Estos cuatro años de GSK estuve contratada por una ETT, me iba renovando el contrato cada 6 meses. Salió la oportunidad de que me hicieran fija y me ascendieran al trabajo que ya estaba haciendo, que incluso mi manager directo y mi supervisor me decían: Lore, ni te preocupes, ese trabajo es tuyo, la entrevista es simplemente porque es el procedimiento y política de la empresa. Así que, intentando ir a la entrevista lo más relajada posible y a por todas. Me preparé todo lo que pude y más, pero al final le dieron el puesto a otra chica inglesa, que llevaba bastante menos tiempo que yo en la empresa y que no estaba ni siquiera haciendo ese trabajo. Fue un golpe fuerte para mi, y decidí que tenía que dar otro paso en mi vida. Me puse a buscar trabajo y en unas pocas semanas (justo antes de mis vacaciones de Navidad), me llamaron de Eisai (una multinacional japonesa farmacéutica) para ofrecerme una entrevista al lunes siguiente (esto era un jueves), y les dije que sí. Acudí el lunes a la entrevista muy segura de mi misma y sabiendo lo que quería. No me había preparado nada más ni nada menos que algo de información sobre la empresa. Después de todo lo que había trabajado para la otra entrevista en GSK ….. acabé escarmentada. Y bueno, se ve que esa firmeza y seguridad que llevaba en mi misma me ayudó bastante, pues al día siguiente recibí una llamada del departamento de Recursos Humanos de Eisai ofreciéndome el trabajo. Y vuelta a empezar con la indecisión justo antes de irme a España. Les dije que quería pensármelo durante las Navidades y nada más volviera les daría una respuesta. Dijeron que sin ningún problema, así que fui a España y después de pensar y hablar con la familia, decidí cogerlo y arriesgarme. El contrato era de tres meses en un ppio, que se reducía a dos porque tenia que dar un mes a GSK, pero aun así quise cogerlo, no aguantaba más esa forma de tratar a la gente en GSK. Y bueno, a mi regreso de las vacaciones de Navidad, di mi carta de que me iba a GSK. Nadie se lo podía creer, y lo que más me ofrecieron fue que me renovarían cada año en lugar de seis meses. Y les dije: “creo que no me entendéis, la decisión está tomada, yo busco más en mi futuro profesional y vosotros no me lo ofrecéis.”

Lorena Madrigal 4

Así que, después del mes, empecé mi nueva etapa. Durante un año estuve yendo a trabajar en autobús, pero la puntualidad inglesa debe ser un mito, así que al año decidí comprarme un coche. Siempre lo había descartado por mi intención de volver a España en cuanto tuviera la oportunidad, pero estaba clarísimo que esa oportunidad cada vez se alejaba más. España cada vez iba a peor y no podía estar viviendo en Inglaterra y sin re-hacer al 100% mi vida aquí por pensar en mi regreso a España cuando las cosas están como están. Es muy triste, porque viene por propia decisión de practicar mi inglés y ahora no puedo regresar a mi país, a mi casa, a mi lugar. La mayoría de mis amigos están haciendo doctorados, masters o trabajando de lo que sea porque no hay forma de encontrar trabajo de lo suyo y no todo el mundo tiene la posibilidad de salir del país así como así y cambiar su vida completamente de la noche a la mañana.

Ahora mismo, estoy muy contenta y con la mente hecha a que aun me queda tiempo aquí. Ahora mismo he conocido a alguien y bueno, estoy dándome la oportunidad de re-hacer mi vida personalmente. He conocido varias personas en estos años, pero no tenía la idea hecha de conocer a nadie aquí y no se, supongo que ni era mi momento, ni eran las personas correctas. He conocido muchísima gente en estos años, unas personas se han quedado en mi vida y otras han pasado por ella. He dicho hola y adiós a mucha gente. He aprendido también a no acercarme tanto a la gente, pues luego sufro mucho cuando tengo que decir adiós.

Lorena Madrigal

Lorena Madrigal

Quality Control Analyst at ESAI
Esta joven valenciana licenciada en química se fue a a Inglaterra en Noviembre del 2007 para trabajar de Au-pair durante seis meses con la idea de practicar su inglés y poder volver a España con más puertas abiertas, pero ahí sigue. Quisiera volver a España, pero está demasiado bien en su trabajo de Analista de Control de Calidad en una multinacional en Inglaterra. Poco a poco se va haciendo a la idea de que el retorno a España es un improbable y cada vez se siente más cómoda en su nuevo lugar, sobre todo desde la llegada de sus mejores amigas en el 2008, cuando se desató la crisis en España.
Lorena Madrigal
Lorena Madrigal

Latest posts by Lorena Madrigal (see all)

Lorena MadrigalDe Aupair a Analista en Inglaterra
Share this post

Join the conversation

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.